Hola a todos. Como digo en el título de esta entrada, ¡¡esto es un follón!! Este martes 8 de abril me dispongo a coger un tren rumbo a Madrid. ¿Para qué? Pues para poder elegir mi plaza. ¡Por fin! Después de 2 meses esperando ya se acerca el momento en el que tengo que elegir el lugar donde pasaré los próximos 4 años.

Pese a que pueda parecer una decisión sencilla…¡JA! Ni de coña. Es un lío tremendo, al menos para mí (y para unos cuantos con los que también he hablado). Hay que tener varias cosas en cuenta, ya que es el sitio donde vas a pasar un tiempo considerable de tu vida. Por tanto, no es una tarea fácil. Pero bueno, al final no te queda otra que hacerte una lista con la que estás más o menos de acuerdo y “p’alante”.

Así estoy yo. Vía: sebascelis

Os voy a contar los pasos que he ido dando por si a alguien le sirve en las próximas convocatorias. Lo primero que he hecho yo (que no tiene por qué ser lo correcto) es hacerme una lista con los hospitales que ofertan plaza. Como a los biólogos aún no nos tienen en tan alta estima en la sanidad como para ofrecernos cientos de plazas (como a otros IR) pues nos tenemos que conformar con sólo 43 (este año). Pocas pero muy codiciadas. Anda que no sabe bien el fruto del esfuerzo cuando te ves dentro de esos 43 ¿eh?. Volviendo al lío; después de hacer la lista provisional tienes que ver cuantas plazas necesitas en tu lista definitiva, es decir, no va a necesitar las mismas el que está en el puesto 13 que el que está en el 25.

Una vez hecho esto llega el siguiente paso. Llamar a los distintos servicios de los hospitales para informarte un poco de qué va la historia. Tengo que decir que en mi caso, todo el mundo ha sido super agradable, atento y no ha tenido reparos en dedicarme todo el tiempo que he necesitado para solventar mis dudas, así que desde aquí (y aunque no creo que alguno lea esto) GRACIAS.

Bueno, pues ya que te has empapado de toda la información que necesitabas llega el peor momento, ordenar la lista por orden de preferencia. ¿Por qué digo el peor? Porque es muy complicado hacerlo. Por supuesto algunos hospitales te gustarán más que otros, pero también te ves en la situación de que dos o más hospitales te gustan por igual, ¿y ahora qué? Pues te das de hostias con la almohada (o con lo que sea) hasta que empiezas a aclararte un poco. Un día te levantas muy convencido de que el mejor hospital es “tal”, pero al día siguiente te parece mejor “Pascual”, y así durante un mes interminable en el que aún me hallo, sin contar que dependes (y mucho) de lo que elijan los que están delante de ti. Por suerte en 4 días se acaba todo y ya sabré por fin cual va a ser mi destino. Sea cual sea, espero que tanto esfuerzo merezca la pena y poder hacer realidad un sueño que nació allá por 2008.

torcal

Anuncios